Praga

¿Desde cuándo has querido visitar la República Checa? Este increíble país, tiene su ciudad más poblada en la capital, Praga, que fue declarada de Patrimonio de la Humanidad en el año 1992, por su casco histórico. Conjuntamente con otras ciudades europeas como Madrid, Roma, Berlín o Atenas, es admirada por el viajero por sus múltiples posibilidades.

En este artículo de liderviajes, te queremos exponer las diferentes actividades que puedes realizar en la ciudad de Praga para que las conozcas y puedas disfrutar al máximo de sus calles, rincones y otros monumentos emblemáticos de interés global.

¿Qué puedes visitar en la ciudad de Praga?

Si estás pensando en realizar un viaje a Praga, en este artículo encontrarás información realmente útil que te permitirá tener una experiencia única y muy agradable.

Rincones y lugares increíbles a lo largo de la ciudad

Sin duda, sus capillas románicas llaman la atención del visitante por lo cuidadas que están. Algunos de sus monumentos como son por ejemplo, la Catedral de Nuestra Señora del Týn, la Casa Municipal de Gehry, e incluso la arquitectura que encontrarás a lo largo de la ciudad, merecen una especial atención. Otros lugares como el barrio de Karlín o la Biblioteca Dejvice, despiertan la curiosidad de sus visitantes y lugares ideales para fotografiar.

Su interés por la música y todo lo relacionado con ella

¿Te encanta la música? En ese caso, Praga puede ser una oportunidad fabulosa para disfrutar de la mejor música. No importa si te gusta la música clásica, el pop, rock u otro género, en el Rudolfinum podrás disfrutar del género clásico, y también, cuentas con una amplia gama de ofertas en clubs repartidos por Praga como el Akropolis, o el MeetFactory, entre otros, para disfrutar del mejor ambiente musical.

Cerveza reconocida mundialmente

La República Checa es reconocida por su buena cerveza y un país de obligada visita para los apasionados de esta bebida. En Praga podrás disfrutar de una cerveza fabulosa, desde los tradicionales pubs, hasta una serie de cervecerías de tamaño más pequeño, en las que probar esta popular bebida del país y su capital.

Su impresionante río, puentes y pasarelas

Pocas personas pueden marcharse de Praga sin su clásica fotografía del río Vltava. A lo largo de la ciudad, te encontrarás con un buen número de puentes y diferentes pasarelas que la conectan. Además de poder disfrutar con sus fantásticos barcos de vapor y de otros tipos, las estatuas barrocas que se encuentran repartidas por rincones como el puente Carlos de la época medieval, son otros de los lugares que deberías visitar durante tu estancia en Praga.

Encantos naturales de la ciudad: parques y jardínes

No puedes abandonar Praga sin haber explorado sus maravillas naturales como los jardines y sus increíbles parques. Algunos de ellos fueron fundados en tiempos de la Edad Media y sin duda, los pertenecientes a los alrededores del Castillo de Praga, o incluso los jardines situados en Petrín y Wallenstein, deberían ser visitados por prácticamente todos los turistas que conocen por primera vez esta bonita ciudad.
Es tu turno, ¿te gustaría viajar a Praga y conocer sus rincones más singulares?